Postimagen: La mujer fantasma (por Antònia Escandell Tur)

Imagen del experimento.

Encartado dentro del ensayo Chris Marker y La Jetée la fotografía después del cine,de Antònia Escandell Tur (del que hablamos no hace mucho aquí) el lector podrá encontrar una especie de tríptico que incluye una postal con el negativo de una imagen de La Jetée y unas instrucciones.

Por cortesía de la autora y de la editorial Jekyll&Jill, reproducimos aquí ese material y le invitamos a que imprima la imagen, lea con detenimiento los pasos a seguir y, por último, tras haber realizado el experimento, atienda a la explicación. Todo esto no le llevará más de cinco minutos, terminados los cuales, se sentirá embargado por una extraña sensación de placer estético, acompañada de un impulsivo e irrefrenable deseo de comprar el libro.

Y si no, piense que al menos durante este tiempo no habrá estado delinquiendo o viendo la televisión o algo todavía peor.


 

POSTIMAGEN:

LA MUJER FANTASMA

 

Usted solo necesitará:

  • Un espacio bien iluminado por una fuente de luz focalizable
  • Una superficie amplia, blanca y lisa; una hoja de papel en blanco o una pared, o ambos
  • Los resultados serán óptimos si usted dispone de un rotulador amarillo fluorescente (mejor si es marca Marker®)

 

Instrucciones:

Si usted dispone de un rotulador fluorescente marca Marker®, coloree con él los espacios en blanco de la imagen. Con ello conseguirá intensificar los resultados del experimento.

Colóquese en un espacio bien iluminado y sitúe la imagen bajo el foco de luz, a una distancia de los ojos similar a la que suele utilizar para leer. La imagen deberá permanecer inmóvil. Fije la mirada en el punto central de la imagen. Mantenga la vista fija en el punto durante un minuto, aproximadamente. Puede usted parpadear. Transcurrido el minuto, aparte la vista de la imagen y diríjala hacia un espacio blanco, liso y uniformemente iluminado. Si utiliza usted una hoja de papel, la postimagen que usted obtendrá será de menor tamaño que si utiliza una pared. Usted puede comprobar cómo la imagen creada en su retina cambia de tamaño alternando ambos soportes. Si usted parpadea, la postimagen permanecerá durante más tiempo.

 

Explicación:

Los mecanismos fisiológicos que permiten la producción de una postimagen son muy similares al mecanismo fotográfico: cuando se mira fijamente una escena con fuertes contrastes de luz (como una imagen en blanco y negro), las zonas de luz inciden en algunos receptores de la retina produciendo en ellos un desgaste, de manera similar a como las zonas de luz de una toma fotográfica emulsionan las sales de plata del papel fotográfico. Al parecer, cuando desparece la fuente de luz, los receptores que han estado expuestos a la misma funcionan al ralentí, por lo que, si a continuación se dirige la vista hacia un espacio en blanco, algunas áreas de la retina (fatigadas por el anterior foco de luz) responden de manera deficiente a este nuevo estímulo lumínico. En un intento por restaurar el equilibrio entre las zonas de la retina, el ojo produciría el color complementario al que falta: esto hace que se perciba el negativo de la imagen que se había estado observando. Cuando la imagen original es en color, la postimagen aparece con los colores invertidos. Por eso, si usted ha pintado con color amarillo fluorescente su imagen, obtendrá una postimagen de un ligero color púrpura.

Si bien el fenómeno de la postimagen aún es objeto de debate en el campo de la fisiología, también ha despertado gran interés desde el punto de vista psicológico*. De hecho, hay que atribuir parte del proceso de creación de la postimagen a un fenómeno psicológico más general, el de las sensaciones causadas mediante la privación de estímulos sensoriales. Es lo que permitiría recrear los colores opuestos a los de la imagen original pero también completar los detalles de la postimagen hasta lograr ver la figura con nitidez, y es por ello por lo que son frecuentes los experimentos de este tipo con imágenes icónicas como el famoso primer plano del Che o de Barack Obama. El conocimiento previo de la imagen icónica permite recrear inconscientemente los detalles que faltan en la postimagen hasta conseguir un retrato nítido. Otro detalle interesante desde el punto de vista psicológico tiene que ver con el tamaño de la postimagen. Cuanto más lejos se halle el fondo sobre el que se desea proyectar la postimagen mayor será la imagen que se obtenga: la imagen creada en la retina no cambia de tamaño, pero se ajusta a la interpretación del tamaño que el cerebro realiza en función de la distancia.

postimagen cubierta

*Fue J.W. Goethe quien intuyó por primera vez en su Teoría de los colores (Zur Farbenlehre, 1810), la relación entre los colores opuestos y su persistencia en la retina. Ordenó su catálogo de colores por parejas, según se evocaran recíprocamente en la postimagen. Ya es 1878, el fisiólogo Ewald Hering publicó Zur Lehre vom Lichtsinne, tratado en el que aventuraba un análisis de los colores opuestos que iba más allá del punto de vista meramente fenomenológico. Su nueva teoría de los colores explicaba la recreación del color complementario en la postimagen de manera muy similar a como se explica hoy en día, pero en su momento causó un gran revuelo y fue rechazada por eminentes fisiólogos. No fue hasta 1957 cuando la pareja de científicos Huvih y Jameson rescataron los estudios de Hering sobre los pares de los colores opuestos, con tanto éxito que su aplicación se amplió a las áreas de la neurología y la psicología.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Basic HTML is allowed. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS

A %d blogueros les gusta esto: