[…] Autorretratos de escritores célebres: cuando una imagen vale más que mil palabras (I). […]